ESENCIA EN PRESENCIA (2022) Silvia Gattino

_Corazón ¿qué querés decir?_  le pregunté en profunda  calma.

Tomó mi mano con bolígrafo y me dijo: _seguí  tu esencia, en presencia_ y me dejó acá, frente al papel en blanco, y ya mi mano no puede detenerse. Me acompañan  una  fuente de agua, un ventanal, una velita y una maceta. Humeante, el café.

Una clave de sol lenta, muy lenta y estirada, se metió por mi columna vertebral, muy lenta y muy presente.

_Corazón ¿seguimos?_ pregunté conmovida.

Chispeante hasta la garganta, avisaba su ascenso con intensidad una emoción curiosa, ansiosa por expresarse, en compañía de un sentido profundo de auténtica unidad… y compasión.

_Corazón ¿qué querés decir?_ insistí, y mi mano dibujaba en el papel, letras que una y otra vez repetían: “esencia en presencia, el sabor de la vida”.

Miré por el ventanal. Tomé un sorbo del café. En silencio, fui semilla. Sentí el cobijo y la nutrición.

De pronto, todo lo que soy empezó a desplegarse más allá de mi cuerpo, difuso, diluido, salió por el ventanal y en un momento todo era YO, y Yo era todo. Sin límites ni puntos de vista. Esencia en presencia.

A eso le siguió un desprendimiento, luego otros, y otros, infinitos… desprenderse es la acción genuina entonces, para abrirse a recibir en unión con todo. Allí, en cobijo, lo que yo era, es y será. Allí, en cobijo y unión, mi esencia es el todo: tierra en silencio en la espera de ciclos, agua que limpia y nutre, fuego que arde, destruye, desprende y transforma apariencias limitadas  en esencias infinitas, el aire que sostiene el vuelo, y al inhalarlo me hace presente.

Desprenderse, descrear. Y confiar.

_Corazón, ¿qué querés decir?_ le pregunté en profunda calma.

Como el magma, como lava  volcánica, como pulso de tierra fértil, latió fuerte y sostenido resaltando mi presencia.

En cuerpo y alma, en perfecta armonía y disfrutando de mi sensualidad, desprendí de mí todo lo viejo, y esta vez lo escuché decir: _gracias por permitirme saborear la vida con tu esencia-presencia.

Quedé aquí, en presencia de la fuente de agua, del ventanal, de la velita y de la maceta. En conmovido silencio. En esencia semilla.

 

Córdoba, 9/6/22

 

Comparte este contenido

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here